edredon.es.

edredon.es.

Cómo mantener el grosor del edredón por más tiempo

Cómo mantener el grosor del edredón por más tiempo

Introducción

Los edredones son una pieza clave en la decoración de una habitación, especialmente en invierno. Su suavidad, calidez y elegancia los hacen muy populares. Sin embargo, aunque los edredones están diseñados para durar muchos años, su grosor puede disminuir con el tiempo y perder su capacidad de aislamiento térmico. En este artículo, presentaremos algunos consejos útiles sobre cómo mantener el grosor del edredón por más tiempo.

1. Compra un edredón de calidad

El primer paso para mantener el grosor de un edredón es comprar uno de calidad. Al elegir un edredón, es importante considerar los siguientes factores:
  • El material de relleno: las opciones comunes incluyen plumas, plumón, fibra sintética, lana y algodón. Cada uno tiene sus propias características, pero en general, elige un material duradero y transpirable que garantice un buen aislamiento térmico.
  • La densidad de relleno: la densidad se refiere a la cantidad de relleno en el edredón, y cuanto más alto sea, más cálido y grueso será el edredón.
  • El tejido exterior: asegúrate de que el tejido exterior sea resistente, transpirable y fácil de cuidar.
Un edredón de calidad puede durar muchos años si se cuida adecuadamente.

2. Lava el edredón con regularidad

Lavar el edredón con regularidad es esencial para mantener su grosor. La frecuencia de lavado dependerá de la temporada y del uso del edredón. En general, se recomienda lavar el edredón cada seis meses. Al lavar el edredón, es importante seguir las instrucciones del fabricante. Algunos edredones solo se pueden lavar en seco, mientras que otros se pueden lavar en la lavadora. Si decides lavar el edredón en casa, utiliza un detergente suave y evita el uso de suavizantes de telas, ya que pueden dejar residuos en el edredón y disminuir su capacidad de aislamiento. Cuando laves el edredón, asegúrate de que tenga suficiente espacio en la lavadora para moverse libremente. Después del lavado, sécalo al aire libre o en una secadora a baja temperatura. Si decides secarlo al aire libre, asegúrate de que esté completamente seco antes de guardarlo en el armario.

3. Almacena el edredón adecuadamente

Almacenar el edredón de manera adecuada es esencial para mantener su grosor. Antes de almacenar el edredón, asegúrate de que esté completamente seco y limpio. Luego, sigue estos consejos:
  • Guárdalo en un lugar seco y ventilado: evita los espacios húmedos y los sótanos.
  • Usa una bolsa de almacenamiento de tela: esto protegerá el edredón del polvo y la luz solar directa.
  • Coloca algunas bolas de papel aluminio en la bolsa: esto ayudará a evitar la humedad y el olor.
Al almacenar el edredón adecuadamente, podrás protegerlo del desgaste y mantener su grosor por más tiempo.

4. Usa una funda de edredón

Usar una funda de edredón es una excelente manera de proteger tu edredón y aumentar su durabilidad. Una funda de edredón se coloca sobre el edredón y se puede quitar y lavar con facilidad. Además, la funda de edredón también puede brindar una oportunidad para cambiar el aspecto de tu habitación sin tener que comprar un nuevo edredón.

5. No lo expongas a la luz solar directa

La luz solar directa puede dañar la fibra del edredón y disminuir su grosor con el tiempo. Por lo tanto, es importante no colocar el edredón directamente bajo la luz solar. En su lugar, colócalo en un lugar protegido de la luz solar directa, y así garantizarás que su grosor se conserve por más tiempo.

6. Agita el edredón con regularidad

Agitar el edredón con regularidad es una excelente manera de mantener su grosor y asegurarse de que el relleno esté distribuido de manera uniforme. Para hacer esto, simplemente sacude el edredón y muévelo hacia arriba y hacia abajo. Esto ayuda a restaurar la forma del edredón y a prevenir que la fibra se apelmace.

7. No uses el edredón como base para la siesta o para sentarte

Usar el edredón como base para sentarse o tomar una siesta puede disminuir su grosor, ya que la fibra se comprime con el peso. Por lo tanto, es importante evitar el uso del edredón como base para cualquier actividad que involucre peso u objetos punzantes, como alimentos o bebidas.

Conclusión

Mantener el grosor del edredón por más tiempo es esencial para su durabilidad y calidad. Al seguir estos consejos, podrás asegurarte de que tu edredón dure muchos años, y te proporcionará un calor y comodidad excepcionales. Recuerda comprar un edredón de calidad, lavarlo con regularidad, almacenarlo adecuadamente, usar una funda de edredón, evitar la luz solar directa, agitarlo con regularidad y evitar usarlo como base para sentarse o tomar una siesta.